The Red Strings Club: el camarero me ha puesto garrafón

0
183
The Red Strings Club - Reconstructeam

Deconstructeam se ha ganado el respeto de la industria y de la crítica con un presupuesto irrisorio, ayudado sólo por un equipo de creativos con grandes ideas y con pasión por explicar una historia.

Muchas veces me pasa que el estreno de juegos geniales coincide con alguna época en la que estoy dedicando mi tiempo de juego a algún otro en particular y a causa de esto me veo obligado a revisar constantemente, e incluso pedir consejo a conocidos sobre qué jugar. Así me pasó con The Red Strings Club, creado por Deconstructeam, el estudio valenciano responsable de Gods will be watching.

Estética ciberpunk, una historia con cambios REALES dependiendo de tus elecciones  y que te hace reflexionar…. Y PIXEL ART, MI DEBILIDAD. Pero por algún motivo pasó bajo mi radar y no le di una oportunidad hasta hace poco, cuando un amigo me insistió en probarlo y me explicó más sobre el equipo de la empresa española. Y bueno, a los hechos me remito, funcionó y he de admitir que tenia razón con todo lo bueno que me explico sobre este juego, empecemos.

The Red Strings Club – Devolver Digital

The Red Strings Club empieza su historia en un bar, porque toda buena historia comienza en un bar, con Donovan y Brandeis poniéndote un poco en situación sobre el mundo que te rodea. Tras esto te pondrán detrás de la barra a los mandos de Donovan y conocerás la magia de este a la hora de hacer cócteles e influir en las emociones de los demás. Tras esto , se nos introducirá a Akara.

A través de un flashback descubriremos que Akara tenía la tarea de crear implantes que modificaban o potenciaban ciertos aspectos de la personalidad de sus clientes y a continuación nos dejará a los mandos para decidir qué implante ponemos a cada cliente. Aquí empiezan los dilemas.


“The Red Strings Club empieza su historia en un bar, donde toda buena historia lo hace…”


He de decir, para empezar, que menosprecié la importancia y la influencia de esta etapa del juego pensando que simplemente era un inciso o tutorial. Pero cuando vi cómo afectaban por medio de los hilos rojos (la manera de este juego de tratar tus decisiones) no pude evitar esbozar una sonrisa. La verdad es que resulta interesante ver las consecuencias de tu manera de “arreglar” los problemas de esas personas mediante los implantes, ya que pocas veces es la correcta y da la sensación que esas personas nunca tienen suficiente con lo ganado y ambicionan sin parar (al menos en mi run).

Retomaremos el mando de Donovan mientras sirve y recoge información de distintos empleados importantes de Supercontinent, una corporación futurista dedicada a los implantes, con el fin detener sus planes, los cuales me ahorraré para no estropearos la experiencia, a través de servir bebidas que sintonicen con los sentimientos del público. Haciendo las preguntas correctas en el momento preciso, iremos conseguiendo la información que queremos. Tras cada cliente, Akara nos hará un pequeño test en el que pondrá a prueba lo bien que hemos conocido a susodichos clientes y finalizará con una pregunta en la que daremos nuestra opinión personal (o lo mas cercano según las opciones que nos den).

The Red Strings Club – Devolver Digital

Justo aquí encontré un problema, en ocasiones la respuesta que damos viene resumida en una afirmación, negación o muy pocas palabras. Pero a la hora de responder se te pueden ocurrir muchos PEROS que no entran en las opciones. La respuesta que quieres dar acaba siendo un inalcanzable gris en una escala de blancos y negros o acabas confundido por no saber qué dirá exactamente tu personaje.

Quitando esa ultima pregunta, ese “minidebate” que tenemos con Akara, The Red Strings Clup es genial. Han recreado de una manera fascinante el pensamiento lógico de una maquina, llegando al punto de rebatir mis argumentos y llamarme hipócrita.


“Tras cada cliente, Akara nos hará un pequeño test en el que pondrá a prueba lo bien que hemos conocido a susodichos clientes”


Tras los clientes, la recogida de información y los test de Akara, entraremos en la recta final del juego, nuestros actos nos han traído hasta aquí y es hora de zanjar el asunto. Con unas u otras repercusiones y más o menos accidentes en el camino, tomaremos el control de Brandeis a fin de concluir la historia. Una parte mas basada en el point’n click y en la búsqueda de pistas a través del escenario. También de abrirte camino a través de juegos conversacionales, la parte que, he de ser sincero, menos me gustó. Básicamente porque llegué al punto en el que no sabía qué proceso me faltaba y tuve que recurrir a una guía. También he de decir que al menos en mi run, las conversaciones en este segmento no tenían la misma emoción que las ocurridas en el bar, quizás por lo entrañables y “humanos” que parecían los clientes del Red Strings .  Yyyyyy, se acabó, hasta aquí todo lo que os explicaré sobre la historia, como siempre, os recomiendo intentarlo, no se hace pesado en ningún tramo y merece cada euro que os cueste. Pero antes de acabar, una pequeña conclusión:

Se nota el cariño y el esfuerzo que han puesto los creadores, en que realmente los personajes relevantes sean creíbles. En crear un entorno adecuado y cohesionado para la historia. Pero me importa más la cantidad de dilemas que ofrece, en el que se habla de un mundo donde podemos dejar de lado “las taras” de las emociones humanas con todo lo malo o lo bueno que eso conlleve. Akara nos interrogara constantemente y cuestionará nuestro punto de vista a fin de cambiar nuestro parecer. Sin embargo, lo que pensemos del entorno siempre será una opinión personal y gracias a todo esto, nos puede ofrecer  un “prisma comparativo” con la sociedad que nos rodea .

The Red Strings Club – Deconstructeam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here